20 de septiembre de 2008

LA MICOLOGÍA


Como la amanita muscaria de este cuento de Qim Monzó, Antonio González García es pieza única de encontrar: uno entre cien mil. Si le pides un deseo, te lo concederá. Pero a diferencia con el gnomo de la suerte protagonista de la historia, Antonio es mucho más generoso con su tiempo, no pierde los nervios y te regalará la mejor de sus sonrisas.
Él, como mi maestro Web2.0, es el responsable de que este blog de audiocuentos exista. Va por ti, maestro.
La música nos la dejó prestada Marcus Miler -Tales-, los efectos como siempre de soundsnap y Pepa se afanó buscando imágenes.


Todos los Cuentos Actuales de este blog los encontrarás aquí.

El texto del cuento está aquí.

16 de septiembre de 2008

EL SOLDADO DE PLOMO.(Cuentos ilustrados 3).



Cuento de Hans Christian Andersen con ilustraciones de Georges Lemoine. En la sala de juegos de una casa, cuando todos duermen, los juguetes se despiertan y comienzan a jugar. Allí se encuentra el soldadito de plomo, con una pierna menos que el resto de la colección que le regalaron a un niño el día de su cumpleaños.

Pertenece a una antigua edición publicada por Ediciones Generales Anaya, colección Ratón Pérez, que aún podemos encontrar en buen estado en las bibliotecas públicas. Los sonidos de cajas de música y demás efectos son de Soundsnap.





Todos los cuentos tradicionales de este blog reunidos aquí.

El texto del cuento está aquí.

6 de septiembre de 2008

YO DOS Y TÚ UNO...

Cuento recogido por Antonio Rodríguez Almodóvar en "Cuentos al amor de la lumbre", Edit. Anaya. La música se tomó prestada de Carmen Linares (La Tana y la Juana) y de Aurora Vargas (La primavera llegó). Carlos Sanz interpretó al marido y realizó las ilustraciones; y Pili Alonso, que hizo la mujer, se peleó con él.







Todos los cuentos tradicionales de este blog reunidos aquí.

El texto del cuento está aquí.

5 de septiembre de 2008

Epaminondas y su madrina.


Otro cuento de Sara Cone Bryant en este blog. La primera vez que leí este cuento en clase me sorprendió el éxito que tuvo entre los chavales. Se desternillaban, y siempre que lo cuento,  se ríen. La verdad, que Epaminondas,  no sale bien parado cuando sigue las recomendaciones de su madre. El pobre aplica una receta aprendida para una situación a la siguiente y ésta no tiene nada que ver con la anterior. Claro, el resultado, es un nuevo desastre.  El que escucha la historia rápidamente se hace cómplice de lo que está pasando y se considera infinitamente más listo que Epaminondas, a él no le pasaría. Este sencillo y repetitivo relato hace que todos se sientan bien: todos se reconocen más listos que Epaminondas, todo un consuelo...

Pepa, puso voz a la madre, a la madrina y, además, se atrevió con los dibujos; y de Haris Alexiou, tomé prestado un fragmento de su disco “To Paixnidi tis agapis”.




Todos los Cuentos Actuales de este blog los encontrarás aquí.

El texto del cuento está aquí.