20 de septiembre de 2008

LA MICOLOGÍA


Como la amanita muscaria de este cuento de Qim Monzó, Antonio González García es pieza única de encontrar: uno entre cien mil. Si le pides un deseo, te lo concederá. Pero a diferencia con el gnomo de la suerte protagonista de la historia, Antonio es mucho más generoso con su tiempo, no pierde los nervios y te regalará la mejor de sus sonrisas.
Él, como mi maestro Web2.0, es el responsable de que este blog de audiocuentos exista. Va por ti, maestro.
La música nos la dejó prestada Marcus Miler -Tales-, los efectos como siempre de soundsnap y Pepa se afanó buscando imágenes.


Todos los Cuentos Actuales de este blog los encontrarás aquí.

El texto del cuento está aquí.

7 comentarios:

Onio dijo...

¡Qué bonita forma de empezar el domingo! La verdad es que me siento sumamente alagado con tanto cariño. Tengo que decirte que yo solo te he dado algunas pistas, el resto, todo lo necesario para que tus cuentos estén navegando por Internet, ya lo sabías tú. Esa es la gran enseñanza que esperaba transmitir el año pasado cuando empezamos el curso, Internet en su versión 2.0 es tan flexible que basta tener ideas, proyectos educativos, y buscar un poco para encontrar herramientas que nos permitan llevar a buen puerto esos proyectos. En realidad la Web 2.0 es como el gnomo del cuento, esperemos que no sea una realidad efímera.
Pero tengo que decirte algo más. A pesar de que hacer un cameo sonoro con una voz como la tuya es intimidante, ya te lo dije en directo, ahora, superado el escalón de la vergüenza que no tengo, estoy casi dispuesto a seguir haciendo de gnomo por ahí. Entre otras cosas porque mi voz aguda no da para más y sobre todo porque la imagen final, con ese sombrero de amanita a modo de montera de Manolete, me hace afrontar sin pudor ni miedo cualquier "toro" que se ponga por delante. Jajaja.
Fuera de bromas, fue un innnnnnnnmenso (ahora ya no me sirven los textos planos para expresarme!) placer compartir velada contigo y con Pepa, hablar y hablar y hablar (no sé si os habéis dado cuenta de que mi verborrea no tiene límites) y... comeeeeeeeeeeeeeeeeeer esos exquisitos platos que nos preparaste. Creo que ya he descubierto el secreto de tus éxitos en la cocina (y en otros campos y el de Pepa con sus alumnos), es la parsimonia, el placer con que te empeñas, el amor que le pones (le ponéis).
En fin mi orgullo como docente está rebosando: tengo alumnos 2.0 que tienen un corazón 5 estrellas.
¡Que no decaiga!

manoly cadiz dijo...

Me ha encantado, !Yo también quiero! además yo tengo experiencia teatral que de algo me tiene que servir.
Onio estas encantador de duende y no pongas pegas que tu voz da para más que solo para gnomos.
Yo soy tu alumna perdida del año pasado, ¿te acuerdas? soy Manoli, la que se fue a Jaén. Pues bien este curso estoy en Gibalbin una pedanía de Jerez de la Frontera y en un centro TIC con lo cual puedo tener acceso a la Red.
Así que no me olvides para el curso Web 2.0 de este año que lo tengo que acabar como sea, ya no por los puntos sino por la utilidad que nos dan en clase tus aplicaciones queridas.
Bueno lo dicho, que yo tambien quiero contarcuentos y que cuando querais tambien me podeis invitar a comer tus platos maravillosos esos de los que habla el gnomo ONIO
Un beso bloggeros

Onio dijo...

Eso Manoly, eso. "Corta" todos los cuentos. Suerte con tu nuevo destino. ;-)

Javier Merchante dijo...

Eso ya está hecho, Manoli. Como quedas algo lejos de Sevilla, puede ser en Conil que para eso tengo micro nuevo, a pilas y sin necesidad de ordenador. Búscate un cuento y las imágenes y mándamelo, el cuento, por correo. Ya hablaremos de las imágenes.

Benjamin dijo...

No me hace falta ni siquiera escuchar cómo ha quedado ese trabajo compartido para daros la más sincera de las enhorabuenas. Yo también conozco a Onio, todo un personaje. Lleva mucha razón cuando dice que su verborrea es imparable...pero nunca cansina. En momentos en los que la ilusión por nuestra profesión decae agitada por este mundo intempestivo, se abre el aroma fresco de estas experiencias que te vuelven al Camino.
Onio, maestro, tus nenes te esperarán con los brazos abiertos.
Y ahora...a escuchar el cuento.

Benjamin dijo...

Enhorabuena a los dos!! Es un gran trabajo.

©Lola dijo...

Soy un gnomo, y aquí en la Red yo soy feliz,
con mi linux vivo yo, junto a mi raízzzzzzz
soy un gnomo, muy navegante y bonachón,
y siempre estoy de buen humoorrrrrr

;p