10 de febrero de 2009

La flor de lililá.




Cuento maravilloso donde un rey concederá su reino a aquél de sus tres hijos que sea capaz de traerle la flor de lililá, la única capaz de curar su enfermedad. La codicia, la traición y la muerte ya están en escena. Pasen y escuchen este cuento que les hemos preparado los alumnos de 5º de primaria del C.E.I.P Josefa Navarro Zamora de Coria del Río con sus ilustraciones, Javier Grau, Jerónimo González, Manolo Franco y el editor de este blog.




El texto de este cuento lo encontrarás pinchando aquí.

Todos los cuentos tradicionales de este blog con sus textos los encontrarás aquí.

7 comentarios:

Ivan dijo...

¡Hola,Javier! Gracias por tu comentario y gracias a la maestra Pepa hemos podido hacer esta línea del tiempo tan maravillosa.Tienes suerte de que sea tu esposa y además, tu eres un gran "Cuentacuentos"ja,ja,ja ¡Nos vemos!

orphangirl dijo...

Bueno bueno, que nivel! Con BSO y todo! Y encima con este cuento que era mi favorito de Almodovar, aunque el texto parece ser otro distinto. Felicidades a todos los que han participado y ... me están entrando ganas de intervenir en alguno!!
besos

geraldy dijo...

que la lectura estuvo muy bonita porque se esforzaron para traer la flor,después unos de sus hermanos lo encontró la flor luego, le mataron a su hermano los dos fueron donde el rey y le entrego la flor y por fin su hermano se pudo curar ,el rey fue a enterrar a su hijo esto es un texto acerca de la flor de lililá

Anónimo dijo...

hola esta cuento me lo contó mi profesora cuando yo estaba en primer año de básica ahora tengo 38 y se lo estoy contando a mi hijo de 6 años es como volver a ser niño saludos desde chile

Javier Merchante dijo...

Saludos,anónimo chileno: Así es..., y mis hijos contarán a los suyos los que yo les conté, y se formará así una cadena íntima e invisible de recuerdos.

Anónimo dijo...

Hoy sería el cumpleaños de mi madre, que el día de año nuevo hará un año que se fue. Este es el único cuento que me contaba, que al menos yo recuerde pero que nunca más lo escuché hasta que hoy buscándolo lo encontré aquí. Gracias por compartirlo

Javier Merchante dijo...

Gracias por dejar tu comentario. Me alegra que gracias a este cuento recuerdes a tu madre.